Noticias MISS – Cirugía Laparoscópica Sevilla

Estomas, entendiendo su utilidad en la cirugía, cómo es la vida con un estoma y las diferencias entre colostomía e ileostomía

En el mundo de la cirugía intestinal, la colostomía y la ileostomía son términos que pueden ser desconocidos para muchos, pero que desempeñan un papel vital en la vida de quienes las experimentan. Estos procedimientos quirúrgicos implican la creación de una abertura artificial en el abdomen, conocida como estoma, para redirigir el flujo de heces del cuerpo hacia una bolsa colectora externa. Sin embargo, ¿cuáles son las diferencias entre estos dos procedimientos y cuándo se opta por uno u otro?

La distinción fundamental entre la colostomía y la ileostomía radica en la porción del tracto gastrointestinal que se deriva:

Colostomía: en este procedimiento se desvía una parte del colon, específicamente el intestino grueso.

Ileostomía: por otro lado, la ileostomía implica la desviación de la parte final del intestino delgado, conocida como íleon.

Mientras que estas diferencias anatómicas son importantes, también es crucial entender que existen estomas temporales, en los que pasado un tiempo y con una nueva intervención se restaura la continuidad del tránsito intestinal y se elimina el estoma, y estomas que son permanentes. La realización de uno u otro depende de la condición médica del paciente.

  • Estoma permanente: Se realiza en situaciones en las que se encuentra afecto todo el colon o la parte terminal del colon (recto y canal anal) o cuando la situación basal del paciente no permite de forma segura la conexión del intestino. Esto puede ocurrir en casos de cáncer de recto bajo, en la enfermedad de Crohn grave, en la colitis ulcerosa extensa o en lesiones traumáticas irreparables.
  • Estoma temporal: Se realiza en situaciones en las que el colon o el intestino delgado necesitan descansar y recuperarse de una cirugía, inflamación aguda, obstrucción o trauma, y se planea una reconexión posterior una vez que la condición médica mejore. También se puede realizar una ileostomía temporal cuando se realiza una anastomosis (conexión del intestino) en la parte final del recto, para evitar el paso de heces por esa zona y facilitar su cicatrización.

Viviendo con un estoma permanente: la clave es la adaptación y el apoyo

El ajuste a la vida con un estoma permanente puede ser desafiante tanto emocional como físicamente al principio. Sin embargo, es importante destacar que muchas personas llevan vidas activas y plenas después de este procedimiento. La educación, el apoyo de seres queridos y profesionales médicos y enfermeros estomaterapeutas, y la adaptación a los cambios son fundamentales en este proceso. Con el tiempo, los individuos aprenden a manejar su estoma y a retomar sus actividades diarias con confianza y seguridad.

En conclusión, comprender las diferencias entre la colostomía y la ileostomía, así como las decisiones médicas detrás de un estoma permanente o temporal, es esencial para quienes enfrentan estas circunstancias. La clave reside en el conocimiento, la aceptación y la búsqueda de apoyo, lo que permite a las personas con estomas vivir vidas plenas y significativas.

¡Recuerda que no estás solo! Existen comunidades de apoyo y recursos disponibles para ayudarte en tu viaje hacia una vida plena con un estoma.

¿Te gustaría compartir tu experiencia con la comunidad? ¡Déjanos tus comentarios abajo!