La patología hepatobiliopancreática engloba enfermedades relacionadas con la vía biliar como la colelitiasis, coledocolitiasis, el cáncer de vesícula biliar, el cáncer ampular, el cáncer de coledoco, el cáncer hepático (hepatocarcinoma, colangiocarcinoma) o metastásico, y la patología pancreática, ya sea benigna o maligna. Estas patologías son tratadas por los cirujanos de nuestro equipo.

 

Como patología más frecuente en este campo tratamos la litiasis biliar, comúnmente conocida como cálculos biliares que se forman en la vesícula biliar. Para la extirpación de la vesícula biliar la técnica de elección es en la actualidad la vía laparoscópica, con la posibilidad de realización de dicho procedimiento con técnicas minimamente invasivas.

 

¿Qué patología de hepatobiliopancreática tratamos? 

Dentro de nuestra cartera de servicios correspondiente a Cirugía de Esofagogástrica realizamos:


  • Tratamiento de la colelitiasis (piedras en la vesícula biliar o colecistopatías)
  • Tratamiento de la coledocolitiasis (cálculos en la vía biliar principal)
  • Tratamiento de las lesiones de la vía biliar
  • Tratamiento de los tumores benignos y malignos del árbol biliar extrahepático
  • Tratamiento de los tumores benignos del hígado (tumores quísticos, sólidos y parasitarios)
  • Tratamiento de las metástasis hepáticas
  • Tratamiento de los tumores malignos primarios hepáticos
  • Tratamiento de los tumores benignos del páncreas (quísticos y sólidos)
  • Tratamiento de los tumores malignos del páncreas
  • Tratamiento de los tumores de la ampolla de vater o periampulares
  • Tratamiento del pseudoquiste pancreático y complicaciones de las pancreatitis aguda
  • Tratamiento de las pancreatitis crónicas
  • Tratamiento de los tumores endocrinos del páncreas
  • Tratamiento de la patología benigna y maligna del bazo


Cirugía laparoscópica de la vesícula biliar (Piedras en la vesícula o colelitiasis)

La 
litiasis biliar o piedras en la vesícula biliar la acumulación de cálculos en el interior de la vesícula biliar, que afecta sobre todo a mujeres con sobrepeso, multíparas o que han tomado la píldora anticonceptiva, aunque también se asocia a dietas ricas en grasas y azúcares y pobres en fibra vegetal. La función principal de la vesícula biliar es almacenar y concentrar la bilis que produce el hígado. Esta bilis se almacena en la vesícula para ser liberada al intestino como respuesta a las comidas, permitiendo así la absorción de grasas y de otros nutrientes de la dieta.


Causas de padecer piedras en la vesícula

Existen múltiples causas por las que aparecen cálculos biliares. Hay dos tipos principales de cálculos

  1. Cálculos compuestos de colesterol, que son el tipo más común de piedras en la vesícula biliar. Estos cálculos no están relacionados con los niveles de colesterol en sangre, por lo que puede presentarse en paciente con colesterol en sangre normales.                                                                                                                                                                                              
  2. Cálculos compuestos de bilirrubina o pigmentarios. Se presentan cuando los glóbulos rojos se destruyen y hay un exceso de concentración de Bilirrubina en la bilis. Este tipo de cálculos son más frecuentes en las mujeres, en hispanos y en personas mayores de 40 años de edad y con sobrepeso. Estos pueden ser hereditarios.

Los siguientes factores también pueden hacerlo más propenso a la formación de piedras en la vesícula o vías biliares: 

  • Trasplante de médula ósea o de órganos sólidos.
  • Diabetes.
  • Insuficiencia de la vesícula biliar para vaciar la bilis apropiadamente (más probable durante el embarazo).
  • Cirrosis hepática e infecciones de las vías biliares (cálculos pigmentarios).
  • Afecciones que provocan que se destruyan demasiados glóbulos rojos.
  • Pérdida rápida de peso por consumir una dieta muy baja en calorías o después de una cirugía de la obesidad o para la reducción de peso.
  • Recibir nutrición a traves de la vena por un tiempo prolongado (alimentación intravenosas).
  • Tomar píldoras anticonceptivas.




Piedras en la vesícula biliar cálculos en la vesícula Colecistectomía sin cicatriz




¿Qué síntomas puede producir las piedras en la vesícula?

Muchas personas con cálculos biliares no tienen sintomatología alguna. Los cálculos biliares son con frecuencia descubiertos cuando se realizan pruebas de imagen por otra patología o de forma rutinaria mediante radiografías o ecografías, en cirugía abdominal o en el diagnóstico o tratamiento de otro procedimiento médico.

Sin embargo, si un cálculo grande bloquea el conducto que por el que la vesícula biliar expulsa la bilis se puede presentar un dolor tipo cólico en la mitad superior y derecha del abdomen, lo cual se conoce como cólico biliar. Este dolor va a desaparecer si se soluciona la obstrucción, ya sea por paso del cálculo al intestino o al interior de la vesícula biliar.

Los síntomas que usted puede presentar son:

  • Dolor en la parte superior derecha o media del abdomen. El dolor puede ser constante o de tipo cólico. Puede ser agudo o ir progresando lentamente.

  • Episodios de diarreas
  • Digestiones "pesadas o dificiles"
  • Fiebre y/o escalofríos
  • Coloración amarillenta de la piel y de la esclerótica de los ojos (ictericia conjuntival)
  • Heces de color arcilla o blanca
  • Nauseas y vómitos
  • Orina color "coñac"

Si se produce el enclavamiento de una de unas piedras en el conducto de drenaje de la vesícula a la vía biliar principal o al intestino puede aparecer complicaciones graves como son la presencia de una colecistitis aguda (inflamación de la vesícula biliar secundaria a la obstrucción) o pancreatitis aguda (debido a la obstrucción de la salida de la vía de drenaje del pancreas, con la consiguiente retención de las enzimas producidas en el pancreas).


                                      Cirujano Piedras mejor en la vesicula Sevilla                         Piedras en la vesícula biliar Cirugía sin cicatriz
              
                                                                                   


¿Cómo se diagnostica la colelitiasis?


La prueba más utilizada para detectar problemas en la vesícula biliar y/o en los conductos biliares es la ultrasonografía (ecografía). Esta prueba utiliza ondas sonoras para obtener imágenes de la vesícula biliar, hígado y vías biliares. Es una prueba completamente inocua y puede repetirse tantas veces como sea necesaria.

A veces es necesario realizar una tomografía axial computerizada (TAC) o una resonancia magnética (RM) para su diagnóstico o para la detección de piedras en los condutos biliares.  La RM utiliza un contraste intravenoso que es eliminado por el hígado y la vesícula y puede ser muy útil para detectar cálculos alojados en las vías biliares.




¿Cómo se extirpa la vesícula biliar?
  

La mayoría de las veces, la cirugía no es necesaria, a menos que presente alguno de los síntomas descritos. En general, los pacientes que tengan síntomas necesitarán cirugía inmediatamente o poco después de detectarse el cálculo. La extirpación de la vesícula biliar se denomina colecistectomía. La técnica de elección es la colecistectomía laparoscópica.

 

En nuestro equipo utilizamos 4 trócares (1 de 10 mm y 3  de 5 mm) para que el procedimiento tenga la máxima seguridad posible a la vez que se preserva la estética del paciente. A través de una óptica, que se introduce por el ombligo, y tras visualizar correctamente la anatomía identificamos los conductos que unen la vesícula (arteria cística y conducto cístico) y los ligamos con clips de titanio. Posteriormente se libera la vesícula de su lecho hepático y se introduce en una bolsa que se extrae a través del trócar del ombligo.

 

Contamos con experiencia en la colecistectomía laparoscópica por un solo puerto, en la que la cirugía se realiza a través de una única incisión umbilical de unos 2 cms y por la que posteriormente se extrae la vesícula biliar con las piedras. Comparado con la técnica habitual aporta ventajas fundamentalmente estéticas y mejora del dolor postoperatorio (cicatriz prácticamente invisible en el ombligo).

 

En ambas, el paciente puede estar dado de alta a las 24-48 horas habitualmente y reincorporarse a su vida cotidiana en prácticamente una semana.




Cirujano Colecistectomia laparoscopica Sevilla Sin cicatriz





¿Cómo es el postoperatorio en casa?

Como hemos comentado anteriormente, tras ser dado de alta de la clínica, habitualmente el paciente puede realizar una vida normal a las 48 horas de la cirugía, tomando analgésicos según las molestias que presente, que suelen ser escasas. Recibirá una serie de recomendaciones por parte del equipo quirúrgico para el cuidado de las heridas y la prevención de las molestias que pueda presentar.


¿Puedo tener una vida normal al estar operado de vesícula biliar? ¿Qué puedo y no puedo comer y hasta cuando?

Tras el alta llevará a casa una serie de recomendaciones en la dieta como son el evitar las comidas abundantes y ricas en grasas durante las primeras 3-4 semanas. Posteriormente podrá hacer hacer su dieta habitual. En ocasiones, algunos pacientes pueden experimentar hinchazón, gases o heces blandas después de la cirugía. Esto desaparece generalmente en unas pocas semanas. En el momento del alta damos a nuestros pacientes recomendaciones para prevenir o minimizar éstos síntomas.



facebook
twitter
linkedin